Rosquillas de flan.



¡Que rosquillas mas ricas! ¡Y qué fáciles! Le tenía echado el ojo a esta receta desde que la vi en el blog de Euge Sildan y por fin las he preparado . 


He adaptado la receta a la themomix y he reducido cantidades, con las cantidades que yo os pongo salen muchas rosquillas, alrededor de unas 40. Si queréis más podéis doblar las cantidades.

Os dejo la receta tal y como yo las he hecho.



INGREDIENTES:

100 gr de azúcar.
100 gr de aceite de girasol
100 gr de leche
1 sobre de preparado para flan (yo he usado la marca Potax)
1 huevo
330 gr de harina.
½ sobre de levadura química.
Ralladura de limón.
Aceite de girasol para freír

Para el almíbar:

Medio vaso de agua y medio vaso de azúcar.

PREPARACIÓN:

CON THERMOMIX:

Pulverizamos el azúcar con la ralladura de limón 15 segundos a velocidad 8-10.
Agregamos la leche, el huevo, el sobre de flan y el aceite, mezclamos 30 segundos a velocidad 4.
Añadimos la harina y la levadura y mezclamos 20 segundos a velocidad 5 y luego amasamos 1 minuto a velocidad espiga. Sacamos la masa que debe quedar compacta, pero pegajosa y la reservamos en un bol´
Ponemos aceite de girasol abundante a calentar sin que llegue a humear y con las manos aceitadas cogemos porciones y hacemos un rulo grueso y no muy largo, damos forma de rosquilla y freímos en el aceite caliente. Cuando veamos que flota, damos la vuelta hasta que estén doradas. Las sacamos y dejamos sobre papel absorbente
Preparamos un almíbar ligero con el medio vaso de agua y azúcar y calentamos hasta que hierva, retiramos del fuego y pasaos una a una las rosquillas rápidamente y luego las pasamos por azúcar. Podemos dejarlas sin rebozar, también están muy buenas.

SIN THERMOMIX:

Batimos todos los ingredientes con la batidora hasta que estén bien mezclados exceptuando la harina: Leche, aceite, azúcar, huevo, sobre de flan,  levadura y  ralladura de limón. Agregamos la harina  y vamos mezclando a mano hasta que la masa se despegue de las manos bien. Quedará pegajosa pero fácil de trabajar.  Luego seguimos como explico más arriba.



Estos son los ingredientes.

Primero vamos a aromatizar el azúcar triturándola con la cascara de limón.

Ya la tenemos.

Añadimos  todos los ingredientes, menos la harina y la levadura. Lo batimos todo muy bien.

Y por ultimo harina y levadura y amasamos un poco.

Nos va a quedar una masa elástica, lisa y algo pegajosa, No añadáis más harina, con la cantidad que os he puesto queda muy bien y saldrán más tiernas las rosquillas.

Ahora ponemos el aceite a calentar, sin que llegue a humear. Y con las manos mojadas en aceite hacemos churros y damos forma de rosquillas. No los hagáis muy largos, mejor cortos para que las rosquillas salgan gorditas. Las freímos hasta que veamos que flotan y están doradas.

Las ponemos en una fuente con papel absorbente. Fijaros cuantas salen.

Ahora las podemos dejar tal cual, o preparar un almíbar ligero, bañar las rosquillas y pasarlas por azúcar.


     Están buenísimas.


    Son de las que dices, solo una más, ¡y acabas con la bandeja!


   Y sin pasar por el almíbar y el azúcar están también muy buenas.

  ¿Te gustan mis recetas? Únete a mi página de facebook.

12 comentarios:

  1. Fabulosas!!! vaya pinta más apetecible que tienen.

    ResponderEliminar
  2. Se parecen mucho a las que preparaba mi abuela, así que tienen que estar buenisimas ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como las recetas de las abuelas no hay nada, pero estas rosquillas están estupendas! Un besito Angela!

      Eliminar
  3. Hola! Las acabo de hacer y he tenido que añadir bastante más harina. Supongo que dependa del tamaño del huevo y de la harina. Pero de sabor, muy ricas. Gracias por la receta!

    ResponderEliminar
  4. Me salieron aceitadas y blandas

    ResponderEliminar